Málaga (29001)

Avenida de Manuel Agustín Heredia, 22, Piso 5º, Pta.1.

952 06 08 01

Teléfono de Contacto de la oficina en Málaga.

Lun - Vie: 9:00 - 14:00; Lun - Jue: 16:30 - 19:00

Viernes: 9:00 - 14:00

¿Se puede desheredar por ingratitud a hijos o cónyuge?

Desheredar por ingratitud

Comparta el artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Puede parecer que la palabra “desheredación” únicamente se puede referir a la privación de una herencia, pero debemos de tener en cuenta que en realidad esta se refiere a una privación de la legítima.


Por tanto, cuando se hablar de desheredar por ingratitud lo que se quiere decir es que se está retirando el derecho a recibir una legítima hereditaria.


Se debe de tener en cuenta que cuando se quiere desheredar por ingratitud a hijos o familiares lo que se está haciendo es desheredar a herederos legitimarios, lo que en realidad conlleva un proceso más complejo, además de que se deben de tener en cuenta una serie de requisitos legales.


La desheredación de hijos por ingratitud es una disposición testamentaria en la que el testador tiene la posibilidad de privar a un heredero forzoso de la legítima. Aquí te vamos a contar más al respecto.

¿Qué es la desheredación por ingratitud en España?

La desheredación está relacionada con la privación anticipada de la legítima a un heredero forzoso. Esto se puede presentar cuando el causante por testamento se basa en algunas de las causas que han sido determinadas por la ley.


Por otro lado, se debe tener en cuenta cuando la desheredación se hace por una causa específica, como puede ser el caso de desheredar por ingratitud o por maltrato.


Es decir, cuando los hijos tienen un mal trato con los padres, abandonándolos o tratándolos mal, de forma ingrata y mostrándose “ingratos” ante todo lo que los padres han hecho por ellos. Esto lleva a que los padres consideren que no son merecedores de la herencia, produciendo de este modo una desheredación por ingratitud.


Sin embargo, cuando esta tenga una causa con una certeza no probada, o que sea una causa diferente a las que hayan sido establecidas legalmente, esta tiene la posibilidad de ser anulada por los tribunales a través de una declaración de desheredación injusta.

¿Cuáles son las causas para desheredar por ingratitud legalmente?

Se debe de tener en cuenta que puede haber distintas causas para desheredar por ingratitud legalmente. Son justas para desheredar a los hijos y a los descendientes.
Entre las causas principales de desheredación por ingratitud podemos destacar las siguientes:

  • Haber negado, sin un motivo legítimo, alimentación a los padres o a los ascendientes que están llevando a cabo la desheredación de los descendientes.
  • Haber maltratado o haber tratado de forma injusta a los ascendentes.


Sin embargo, dentro de esta materia se debe de tener en cuenta que las últimas sentencias del Tribunal Supremo han establecido que el maltrato psicológico a los padres, puede ser considerado como abandono o menosprecio, por lo que permite desheredar a los hijos, ya que se asimila con el maltrato de obra.
Además de las anteriores también puede haber otras causas, como haber obligado al testador, con amenazas, violencia o fraude a cambiar el testamento para incluirlo en él.

¿Cómo se formaliza una desheredación?

Con respecto a la formalización de una desheredación, se debe de tener en cuenta que esta únicamente puede hacerse por testamento. Asimismo, para que pueda llevarse a cabo, es necesario que se identifique claramente dentro del testamento al desheredado y debe de haber una expresión de la causa legal en la que se funde.


Por otro lado, para que quede más claro este tema, es importante comprender por completo qué se entiende por herencia y por legítima, de forma que se tenga completamente claro cómo funciona este proceso:

  • La gerencia: se trata del conjunto de bienes que deja una persona cuando fallece.
  • La legítima: se trata de la parte de los bienes que el testador está obligado a reservar a los herederos forzosos.


Teniendo en cuenta los puntos antes mencionados, debemos de tener en cuenta que un heredero puede o no ser legitimario, ya que también se debe de tener en cuenta que parte de los bienes hereditarios se pueden dejar a un completo extraño.


Por otro lado, también es importante tener en cuenta que para poder desheredar a una persona sin derecho a la legítima y lo único que se tiene que hacer es no incluirla dentro del testamento. Sin embargo, lo más normal es que se quiera desheredar a un hijo o realizar una desheredación de cónyuge por ingratitud.


Por otro lado, la desheredación también debe de tener una disposición testamentaria en virtud de la que el testador tiene la posibilidad de privar a un heredero forzoso de su legítima. Asimismo, es importante no perder de vista el hecho de que la desheredación únicamente afecta a los herederos forzosos o legitimarios.

¿A quiénes se puede desheredar?

Hemos establecido que la desheredación supone la privación anticipada de la legítima, por lo que podemos entender que únicamente se tiene la posibilidad de desheredar a aquellos a los que el Código Civil define como herederos forzosos o legitimarios.


Esto se debe a que, para que se pueda privar de los bienes que son otorgados a los considerados como herederos voluntarios, simplemente se tiene que otorgar un nuevo testamento revocando lo anterior.


De esta forma, tal y como se ha establecido dentro del Código Civil, los legitimarios son las siguientes personas:

  • A los hijos y a los descendientes: con respecto a los padres y a los ascendientes.
  • A falta de los anteriores, los padres y ascendientes con respecto a los hijos y a los descendientes.
  • Al viudo o a la viuda, siempre dentro de la forma y la medida en que se ha establecido por el Código Civil.


Se debe de tener en cuenta que hay una serie de requisitos que tienen que cumplirse para que se pueda desheredar a alguien. Entre esos requisitos se puede destacar el hecho de que se tiene que hacer un testamento, el cual tiene que hacerse de forma expresa y siempre tiene que estar fundado en algunas de las causas que son indicadas por la ley.


Se tiene que designar al legitimario al que se quiere desheredar, algo que siempre se tiene que indicar con completa claridad de forma que no quede ninguna duda sobre qué persona se saca de la herencia. Asimismo, la causa tiene que ser cierta, debido a que, si la persona que está siendo desheredada niega la causa, se tiene que probar que la causa es cierta y que esta corresponde a los herederos del testador.

¿Cuáles son los efectos de la desheredación?

Con respecto a los efectos de la desheredación, es importante tener claro que la desheredación surte efectos provisionales y también tenemos que atenernos a que lo que haya declarado el testador en tanto no sea declarada como injusta en virtud de una sentencia firme, o conforme a los términos para que esta no sea impugnada por el desheredado.


En este caso se debe de tener en cuenta que, en caso de que la desheredación haya sido declarada como injusta, los efectos se encontrarán marcados de la siguiente forma:

  • La persona desheredada tiene acceso a la legítima que le es atribuida por la ley.
  • El desheredado que concurra con otros legitimarios descendientes que no hayan sido desheredados recibirá la legítima estricta, aunque en este caso no va a recibir la parte del tercio de mejora, así como tampoco va a recibir el tercio de libre disposición.
  • El desheredado o los desheredados sean los únicos descendientes legitimarios del testador, también puede recibir la legítima larga, por no existir en persona alguna que tenga el derecho de recibirlo de forma preferente.
  • En caso de que el desheredado ya haya percibido de forma anticipada la legítima estricta por medio de una donación colacionable e incluso la legítima estricta por medio de una donación que le haya sido otorgada en concepto de mejora, la desheredación injusta va a suponer una renovación tácita del carácter de mejora, por lo que el desheredado va a tener que reintegrar el valor que superar la legítima estricta.

Cuando la desheredación haya sido justa, entre los distintos efectos que de aplicarán en este caso, se pueden destacar los siguientes:

  • En caso de que el heredero pierda la condición de legitimario
  • Cuando el hijo desheredado tenga hijos, los descendientes ejercen el derecho de representación que ocupa el lugar en conjunto con toda la herencia
  • Cuando la legítima consiste en una donación, dicha donación no deja de ser válida, pero esta pasa a formar parte del tercio de libre disposición.

Aumentan los casos en España de desheredación por ingratitud

Se ha visto un incremento significativo en el número de padres que desheredan a sus hijos por ingratitud y también por casos de maltrato psicológico. Es decir, actualmente nos encontramos con un aumento constante en España de la desheredación por ingratitud, tanto desheredación de hijos por ingratitud como desheredación de cónyuge por ingratitud, tal y como ha informado la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA).


En realidad, estas acciones se han incrementado y se espera que se sigan incrementando desde que el Tribunal Supremo optara por hacer más flexibles las causas de desheredación y así no atenerse de forma más taxativa a lo que se ha visto en el Código Civil para estos casos, tal y como ha indicado la AEAFA.


La ingratitud y el maltrato psicológico a los padres es una de las principales causas de desheredación, aunque siempre es necesario atenerse a las circunstancias y a los hechos, ya que de ellos depende si se puede alcanzar la convicción de la existencia del maltrato
psicológico.

Otros Artículos de interés

¿Tiene una consulta relacionada con este artículo?

Déjenos un mensaje, podemos ayudarle.

Abrir chat