Málaga (29001)

Avenida de Manuel Agustín Heredia, 22, Piso 5º, Pta.1.

952 06 08 01

Teléfono de Contacto de la oficina en Málaga.

Lun - Vie: 9:00 - 14:00; Lun - Jue: 16:30 - 19:00

Viernes: 9:00 - 14:00

¿Cómo vender una casa hipotecada?

como vender una casa hipotecada
¿Quieres vender tu casa pero aún se encuentra hipotecada? ¡Te contamos y aconsejamos COMO VENDER TU CASA CON HIPOTECA!

Comparta el artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Muchas veces, la mayoría de las personas por diferentes circunstancias económicas se ven obligadas a tener que vender sus inmuebles para así hacer frente a sus deudas o mudarse. No obstante, la desinformación que existe sobre cómo vender una casa hipotecada es abundante, tanto que incluso pueden terminar mucho más endeudados de lo que estaban.


Por este motivo, hay que pensárselo dos veces en el momento de solicitar un crédito hipotecario y estar seguros de que se podrá pagar en su totalidad. Sin embargo, sí existen maneras de vender un inmueble hipotecado y es el tema que se tocará en profundidad en el desarrollo de este artículo.

¿Se puede vender una casa hipotecada?

Aunque es cierto que no todas las casas son iguales, es importante informarse lo máximo posible sobre si es posible vender una casa hipotecada o no. Hoy en día los factores que pueden inducir a una venta de una vivienda pueden deberse a una gran variedad de circunstancias:

• Nuevo trabajo que implica un cambio de lugar para vivir.
• La necesidad de espacios más amplios para una familia más extensa.
• Salir de alguna deuda para pagarla con el valor de la vivienda.

En el caso de las personas que viven en alquiler puede darse el caso de que quieran convertirse en propietarios. Es en tal punto donde entra en escena el contrato hipotecario para la adquisición de una vivienda.


Sin embargo, aunque es posible vender una casa hipotecada, se necesita de diferentes trámites y papeleos para que pueda hacerse posible. Es por este motivo que la mejor recomendación es planificar a largo plazo donde se incluyan cualquier tipo de situaciones inesperadas que necesiten de un cambio de vivienda.


En definitiva, sí es posible vender una casa hipotecada, donde el método más sencillo es el pago total de la deuda con la entidad bancaria. También existe el procedimiento de utilizar una hipoteca puente pero que requiere de un pago mucho mayor de cuotas mensuales, aunque siempre dependerá de la urgencia que se tenga en realizar la mudanza. O en su defecto, optar por una subrogación hipotecaria. Cada uno de estos métodos será detallado más adelante.

Trámites generales a la hora de vender una vivienda con hipoteca

Lo más importante a la hora de vender cualquier tipo de inmueble es presentar la documentación necesaria y que se encuentre en regla. Se trata del factor que determina en la gran mayoría de los casos la venta exitosa o el fracaso de una operación de venta de viviendas.


Con más razón además si la vivienda se encuentra hipotecada, dado que dependiendo del método utilizado para su venta, variará la documentación necesaria. Los papeles más requeridos e información necesaria para tales operaciones son generalmente los siguientes:

  • Nota simple.
  • Certificado energético.
  • Planos generales del inmueble.
  • Documento de habitabilidad dependiendo de la zona o comunidad.
  • Contrato de reserva.
  • Estatutos de la comunidad.
  • Recibo de pago del IBI.
  • Certificado del ITE.
  • Escritura de compraventa de la casa.
  • Últimas facturas de suministros.
  • Documento que avale el pago puntual con la comunidad.
  • Certificado de deuda cero.

Las opciones más comunes con el banco para vender un inmueble hipotecado

Tal y como se ha mencionado previamente, existen algunos métodos que resultan efectivos si son correctamente aplicados para vender una casa hipotecada. Al final cualquier proceso elegido dependerá de las circunstancias en que te encuentres y de la urgencia que tengas en la venta del inmueble en cuestión.

Subrogación de hipoteca

Se trata de uno de los métodos más utilizados pero que principalmente requiere de un comprador inmediato de la vivienda en cuestión. Básicamente la subrogación consiste en transferir la deuda o hipoteca a la persona que comprará la vivienda, mientras que al mismo tiempo logramos deshacernos de la misma.


Sin embargo, no es un proceso sencillo. En esencia, es necesario que tanto el vendedor como el comprador acudan a la institución financiera del crédito hipotecario para validar la transferencia de la deuda. Para ello, es necesario que el banco o entidad realice un estudio profundo sobre el perfil y capacidades del interesado para conocer los posibles riesgos.
Otro detalle a considerar es que todos los trámites realizados, como el estudio del comprador, etc, así como la tramitación al igual que la subrogación deben ser pagados por el vendedor.

Cancelación de hipoteca

Una de las opciones con las que más sueñan los hipotecados es con la cancelación total de la deuda con la entidad financiera, pero muchas veces se cometen errores tras dicha acción. Y es que el problema no es solamente pagar la hipoteca, sino que también se deben realizar otra serie de pasos posteriores para, por ejemplo, registrar la vivienda.


Lo más recomendable es inscribir la hipoteca en el Registro de la Propiedad, cuyo registro será de gran utilidad para futuras acciones. Uno de los ejemplos más claros es cuando se quiera vender la vivienda o solicitar otro crédito hipotecario, ya que la deuda estará registrada como no vencida.

Hipoteca puente

El proceso de hipoteca puente es uno de los métodos menos utilizados por las personas, pero puede tener una gran efectividad, a costa de un precio mayor. Básicamente, consiste en la solicitud de un nuevo crédito o préstamo para la adquisición de un nuevo inmueble mientras la vivienda anterior se encuentra a la venta.


Por lo tanto, se estarían juntando dos hipotecas en una, lo cual reduciría considerablemente el pago total. No obstante, se debe solicitar la hipoteca puente bajo ciertas condiciones que establezca la entidad financiera, donde la más importante es asegurar la venta del inmueble anterior en un plazo determinado.

Último paso: Cancelación registral de la vivienda

En el momento de llegar a la última cuota del pago de la hipoteca es importante saber que aún no ha terminado el proceso del todo. Lo que falta es la cancelación registral de la vivienda para poder obtener una serie de beneficios a partir del mismo inmueble.


Si bien se trata de un procedimiento que no es del todo obligatorio, puede ser de gran utilidad para los propietarios. No es más complicado que la realización de una serie de trámites de registro en el que se verifica ante un agente de notarías el pago total de la hipoteca.
De esta manera, es posible inscribir el inmueble en el Registro de la Propiedad para evitar posibles problemas futuros con el banco sobre reclamaciones, etc.

Preguntas frecuentes sobre vender una casa hipotecada

A continuación os dejamos alguna de las preguntas frecuentes que nos realizan en nuestro despacho sobre como vender una casa con hipoteca.

Lo más recomendable es optar por una agencia inmobiliaria dado que te proporcionan todo el asesoramiento necesario. Adicionalmente, al vender una casa hipotecada se debe presentar una documentación mucho más específica y estos profesionales son los mejores capacitados.


Además, se debe contar con diferentes estrategias de marketing tanto digital como tradicional que permitirán que tu vivienda sea mucho más visible. De esta manera, al vender una casa hipotecada el procedimiento será mucho más sencillo, especialmente si tenemos urgencia en venderla.

El primer paso ante el fallecimiento del titular de una hipoteca es notificar de manera inmediata a la entidad bancaria sobre lo acontecido. De lo contrario, las cuotas se acumularán en la misma cuenta de la persona difunta dificultando su pago.


Posteriormente, se pueden dar hasta tres escenarios donde incluye el rechazo de la herencia y por lo tanto, no se debe pagar la hipoteca. Por otro lado, se puede aceptar la vivienda y asumir la parte correspondiente hipotecada en lo que respecta a pagos.

En el momento de vender una casa hipotecada es necesario tener en cuenta dos problemas que generalmente se dan:

Que la entidad bancaria haya establecido previamente una comisión de cancelación que debe ser abonada al banco. O, en el caso de que el precio de venta del inmueble sea menor al de la hipoteca, el propietario deberá cancelar la diferencia con su entidad.

Otros Artículos de interés

¿Tiene una consulta relacionada con este artículo?

Déjenos un mensaje, podemos ayudarle.

Abrir chat