Berrocal y Fernández Abogados es un despacho profesional en constante evolución al objeto de satisfacer las necesidades del cliente, incorporando en su plantilla a profesionales con formación especializada y dilatada experiencia en el ejercicio de la abogacía.

Constituido en el año 2.000, Berrocal y Fernández Abogados desarrolló una amplia experiencia en materia civil, específicamente en los aspectos contractual e hipotecario. Al mismo tiempo, las adquisiciones inmobiliarias conllevaban aspectos financieros, por lo que las materias abarcadas se ampliaron al derecho bancario, llegando a ser designados miembros de este despacho profesional como abogados de diversas Cajas de Ahorros.

En su evolución, Berrocal y Fernández Abogados ha partido de dos elementos de base: en primer lugar, la interconexión de las materias jurídicas, donde un tema civil puede perfectamente derivar en uno penal, por ejemplo, y, en segundo lugar, la satisfacción de los intereses de los clientes. Por ello, nuestra experiencia profesional se ha encauzado para el asesoramiento integral tanto a empresas como a personas físicas, habiéndose seleccionado un equipo de profesionales especializados en materias distintas y se complementan: además del área de derecho civil, se han creado varias áreas: mercantil, derecho de familia y sucesiones, y derecho penal, dirigidos por personas altamente cualificadas, quienes por sus estudios específicos en cada materia como por la experiencia adquirida en las mismas, prestan una atención y servicio de alta calidad.

Por último, cabe destacar la inversión constante en la formación de los profesionales integrantes de este despacho, siendo abogados de este despacho profesional profesores en distintas materias jurídicas de la Universidad de Málaga.